26.10.06

Una experiencia de comunicación distinta: La vida y la libertad

La vida y la libertad es el nombre de la publicación digital del Instituto de Menores de Máxima Seguridad Luis Pedro Agote. Pero mejor dejemos que sean ellos los que se presenten:
"Somos jóvenes de entre 18 y 20 años que estamos en conflicto con la ley penal. Día a día intentamos poder reinsertarnos en la sociedad. Suena a verso barato, pero no es así ya que todo lo que están viendo en este momento es obra de nosotros. Desde el Taller de Comunicación construimos juntos con nuestra coordinadora Luciana Mignoli y nuestra bibliotecaria Claudia Govergun esta idea que parecía inalcanzable. Pero como ven: Querer es poder, nada es imposible. Si pudimos transformar a nuestra revista impresa La Vida y la Libertad en un medio digital, podemos hacer muchas cosas más. Esto es sólo el comienzo…"
"Estando en este taller nos sentimos un equipo. En realidad somos "uno" porque prestamos ideas y opiniones al compañero y tenemos un vínculo mejor entre nosotros mismos. Es una tarea ardua y complicada, pero como trabajamos en equipo todo se vuelve mucho más fácil, ya que hay un clima de compañerismo que hasta parece ajeno al entorno donde hoy por hoy pertenecemos temporalmente. Y, a la vez, también mejoramos la relación con la gente que nos rodea en este establecimiento. Esta revista nos ayuda a hacerle saber a la gran parte de la sociedad que somos capaces de llegar a decir lo queremos sin términos "tumberos" (códigos carcelarios). La idea es las personas entiendan que los jóvenes internados no estamos pendientes de la tumba (cárcel) si no que este espacio lo tomamos como un lugar de reflexión y de trabajo. Ponemos lo mejor para así satisfacer al lector. Y al investigar y poner tanta ganas en este proyecto, ya tenemos otro vocabulario que nos permite comunicarnos con más claridad y ser más unidos a pesar de las circunstancias. Lo hacemos para usar el tiempo del encierro en algo positivo y no estar tan pendiente del proceso de internación; para poder expresarnos, desahogarnos y contar lo que vivimos estando privados de nuestra libertad y para demostrar que somos capaces de hacer esta revista y ¡mucho más!"
La experiencia es muy interesante y demuestra el periodismo y la comunicación son dos armas poderosas para vencer el prejuicio y la discriminación. Te invito a conocer La vida y la libertad pulsando sobre el nombre y compartir un rato de la vida de estos chicos.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

La revista de los pibes está re buena.

marcelo perzan dijo...

exelente la revista de estos chicos

Jonathan Cabrera dijo...

La verdad no me llamo mucho la atención, para ser sincero, como dice el principio de la nota me parece solo otro mero "chamullo", dado que todo el mundo sabe que si una persona esta en la carcel y tiene buena conducta se le rebajaran una cantidad de años, razón por la cual solo me parece que es una forma de cange y especulación de libertad, que solo se da en el codigo penal de nuestro país.
En conclusión me despediré diciendo "Argentina país generoso".

Anónimo dijo...

Jonathan: Mi nombre es Luciana y soy la coordinadora del proyecto.
Primero quiero decirte que estás desinformado, ya que estos jóvenes no se les "rebajan" años por buena conducta ni tampoco tienen ningún tipo de "canje" (con j y no con g). Estos jóvenes que están en institutos de menores no tienen condena sino que la están esperando.
Segundo y último, te propongo que en lugar de criticar tan livianamente un proyecto que lleva cuatro años y mucho esfuerzo, te informes un poco más y fundamentes tus opiniones. Opinión sin fundamento es nada más ni nada menos que eso: una opinión sin fundamento.
Lamento que no hayas podido ver la importancia de este tipo de comunicación y te invito a que vuelvas a entrar en la página sin tantos prejuicios y desconfianza.
Saludos! Luciana

Eduardo dijo...

Hola soy Eduardo, el de comunicación claro, queda muy poco que decir después de la respuesta de Luciana (a la que adhiero por supuesto), solo que el proposito de la comunicación debe ser también el de vencer el prejuicio instalado en esta sociedad. Vale la pena asomarse a dos palabras tan linda como la vida y la libertad.

Anónimo dijo...

chicos los felicito, creo en la recuperación del ser, y que aca no se trata de chamullo, sino en una lucha interna de salir adelante, todo los dias,sigan asi, viviendo el dia a dia, con ese entusiasmo, y llegaran a obtener la vida y libertad en el alma.

Ex alumna 2005
Patricia Obaya.